logo [vc_empty_space height="10px"] Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat. [vc_empty_space height="10px"]
year long soccer academies

No voy a entrar a discutir si la política de Trump es adecuada o no, no voy a entrar a discutir si debemos rescatar a los migrantes del mediterráneo o no porque entre otras cosas no es mi objetivo, ahora bien defiendo de forma determinante abrir las fronteras, pero no las fronteras físicas sino, las fronteras mentales, esas que nos impiden compartir experiencias, compartir aficiones y conocer un poco más a personas de otros países y culturas.

Eso es lo que permite EFFIcamps, con su producto estrella, los campus organizados por esta empresa española dan la posibilidad a los jóvenes de todo el mundo de visitar durante 6 días varias ciudades españolas y disfrutar de lo que más les gusta, el futbol.

Las experiencias que obtienen los jóvenes de medio mundo permiten un intercambio de culturas de un valor incalculable.

Cada verano, a través de EFFIcamps, decenas de niños visitan España durante seis días y además de conocer la ciudad, disputan partidos de fútbol contra equipos de la ciudad y conocen las diferencias entre el fútbol español y el fútbol de sus países de origen.

El momento estrella se produce en los días finales al campus, cuando visitan el Tour del Santiago Bernabéu del Real Madrid. Durante esas tres horas que dura la visita, los jóvenes tienen la oportunidad de visitar los vestuarios donde se preparan para los partidos las estrellas que están acostumbrados a ver en televisión y también la sala de trofeos del club.

Pero además de todas esas visitas a estadios, partidos de futbol, centros comerciales y visitas por la ciudad, da la oportunidad a decenas de jóvenes de conocer un poco más sobre la vida de los españoles y sus costumbres.

Son muchas las cosas que les sorprenden; los horarios de las comidas, las tiendas cerradas los domingos, la velocidad a la que hablamos los españoles, la gastronomía y muchas cosas más.

Es una oportunidad más para que los españoles que conviven con estos jóvenes estos días en hoteles, restaurantes, transportes… puedan intercambiar momentos e impresiones sobre costumbres, ideas, aficiones…etc.

Sin duda es un punto de unión entre diferentes países y eso sin duda es positivo, porque cuando tenemos la oportunidad de conocer a personas de diferentes culturas nuestro punto de vista cambia por completo, entendemos que da igual donde hayan nacido esas personas, la lengua que hablen o el color de su piel, porque todos tienen sueños por cumplir.

No tengo duda que si conseguimos aumentar el intercambio cultural y el conocimiento sobre otras culturas, mejorara nuestro nivel de empatía ante conflictos internacionales y eso ayudara a vivir en un mundo más unido.

Así que la respuesta a la pregunta del inicio es clara: ¡abramos las fronteras de nuestra mente!

Post a Comment